miércoles, 10 de agosto de 2022
Novedades

Ciencia y tecnología para la verdad

El reconocido genetista Víctor Penchaszadeh, integrante del equipo de científicos que creó el “índice de abuelidad” clave para identificar a hijos e hijas de personas desaparecidas durante la última dictadura cívico militar, presentó una charla en el INTI sobre “El aporte de la genética a los Derechos Humanos”. Durante el evento se entregaron a organismos de Derechos Humanos copias de los legajos reparados de María del Carmen Artero y Alfredo Giorgi, trabajadores de INTI desaparecidos desde 1978. Además, se estrenó el segundo capítulo del ciclo audiovisual «Relatos desde la Memoria», con una entrevista a Susana Liberman, esposa de Giorgi.

“Tuve la oportunidad de participar en el famoso primer índice de abuelidad. Yo no soy el padre ni el abuelo de este índice. Quienes están en la ciencia aplicada saben que todo se hace en forma colectiva y que no existe el genio que lo hace. A mi me tocó estar en el lugar preciso, en las circunstancias precisas y con la formación para participar del grupo”, explicó Víctor Penchaszadeh, al comienzo de la jornada en el INTI. El reconocido genetista se refirió, por un lado, a los abusos de la genética a lo largo de la historia, especialmente a sus distorsiones a través de determinismos y reduccionismos. Por otro lado, destacó la identificación genética humana como uno de los grandes aportes de la disciplina a los derechos humanos y la justicia. “La genética no es ni buena ni mala, lo que requiere valoración ética es el objetivo de su uso”, concluyó al final de su presentación.

 

Luego de la disertación, subieron al escenario Isabel Cerruti y Tomás Fernández del Espacio para la Memoria y la Promoción de los Derechos Humanos ex centro clandestino de detención, tortura y exterminio «Olimpo», para recibir copias de los legajos reparados de María del Carmen Artero y Alfredo Giorgi, trabajadores de INTI desaparecidos desde 1978. “En el ex Olimpo hay un espacio donde late un corazón por cada una de las historias de vida de los compañeros desaparecidos que estuvieron en el lugar. Estos legajos van a ser parte de las carpetas que cuentan las historias de vida”, detalló Cerruti. También recibió la documentación Silvina Atencio de la Comisión de Trabajo por la Reconstrucción de Nuestra Identidad, quien destacó que «el INTI está siempre a la vanguardia de realizar actividades para seguir difundiendo y colaborando en la tarea de reconstrucción y reparación».

Por su parte, la coordinadora del área de ADN mitocondrial del Banco Nacional de Datos Genéticos, Florencia Gagliardi, realizó un paralelismo entre la reparación de legajos y la restitución de la identidad de nietos recuperados gracias al trabajo desde el Banco: “ambas son una reparación de parte del Estado no sólo para las familias de las personas desaparecidas sino también para la sociedad toda en general”.

Durante la actividad, se estrenó el segundo capítulo del ciclo audiovisual «Relatos desde la Memoria» del Archivo de la Memoria del INTI. Se publicó una entrevista a Susana Liberman, esposa de Alfredo Giorgi, trabajador detenido y desaparecido desde INTI en 1978. Susana participó del acto, junto a su hermano Rodolfo, y destacó que “lo importante de estos eventos es que los jóvenes puedan reflexionar y conocer lo que pasó para que nunca más se vuelva a repetir”.

“La ciencia y la tecnología no son neutrales, el Estado que impulsamos no es neutral. El reconocimiento a nuestros compañeros detenidos desaparecidos, la reparación de sus legajos, es la demostración de que un INTI que se recupera conceptual e integralmente brinda la posibilidad de hacer un país más justo, más equilibrado, más inclusivo. Tenemos este instrumento maravilloso del INTI para ayudar a cambiar la realidad”, señaló Ruben Geneyro, presidente del Instituto al cierre de la jornada.

Ver el evento completo

  • El Oso Producciones El Oso Producciones
  • C&M Publicidad C&M Publicidad